Plaza Centro Coayoacán (CDMX)Plaza Centro Coayoacán (CDMX)Patio Santa Fé (CDMX)Pabellón Bosques (CDMX)Paseo Interlomas (Edo. Mex)El Triángulo (Edo. Mex)Cancún (Quintana Roo)Playa del Carmen (Quintana Roo)Ciudad de Querétaro (Querétaro) 10:00 AM - 19:00 PM (55) 5204 3170 10:00 AM - 19:00 PM (55) 2591 0202 9:00 AM - 18:00 PM (55) 2167 5279 10:00 AM - 19:00 PM (55) 5160 4239 9:00 AM - 18:00 PM (55) 5245 1232 10:00 AM - 18:00 PM (988) 217 78 96 10:00 AM - 18:00 PM (984) 803 15 79 10:00 AM - 18:00 PM
contacto@mckenziecentrocambiario.com
No. de registro
22163
Fecha de registro
25 Julio 2017
CNBV

‘Abrazos, no balazos’ no es una estrategia de seguridad: Ana María Salazar

‘Abrazos, no balazos’ no es una estrategia de seguridad, sino solo un lema del presidente Andrés Manuel López Obrador para buscar mecanismos de negociación o no violentos, consideró la columnista Ana María Salazar.

Este lema representa el interés del presidente de buscar mecanismos negociados o no violentos para reducir el crimen en el país, pero no es una estrategia, sostuvo Salazar en el foro EF Meet Point. Estrategia de seguridad. ¿A dónde nos lleva?

Añadió que, tras casi tres años del Gobierno de AMLO, no ha visto una estrategia clara que haga camino para reducir la violencia extrema o para acotar la capacidad bélica de las organizaciones criminales que se disputan el control territorio.

“Esa estrategia no se ve y obviamente no se puede ver reflejado en una frase como ‘Abrazos, no balazos’. Porque si esa es su estrategia para poder convencer a estas organizaciones criminales que tienen que desistir de sus actividades delictivas y de la violencia particularmente en contra de la población, yo diría que (el lema) para mí representa una invitación o a negociar o que el Estado está dispuesto a someterse ante las demandas de estas organizaciones”, detalló la columnista de El Financiero.

Salazar reiteró que no se burla de esta frase, pero defendió que representa una invitación para que los grupos delictivos sigan tomando control territorial y buscando nuevos negocios ilícitos.

Las organizaciones criminales también aprovechan este momento de debilidad de la Guardia Nacional, mientras termina de conformarse, para ganar terreno, añadió.

Insistió en que la Guardia Nacional no tiene una estrategia clara de cómo combatir la violencia extrema de dichos grupos. No hay claridad sobre cuáles son las funciones de este nuevo cuerpo de seguridad, afirmó Salazar.