Plaza Centro Coayoacán (CDMX)Plaza Centro Coayoacán (CDMX)Patio Santa Fé (CDMX)Pabellón Bosques (CDMX)Paseo Interlomas (Edo. Mex)El Triángulo (Edo. Mex)Cancún (Quintana Roo)Playa del Carmen (Quintana Roo)Ciudad de Querétaro (Querétaro) 10:00 AM - 19:00 PM (55) 5204 3170 10:00 AM - 19:00 PM (55) 2591 0202 9:00 AM - 18:00 PM (55) 2167 5279 10:00 AM - 19:00 PM (55) 5160 4239 9:00 AM - 18:00 PM (55) 5245 1232 10:00 AM - 18:00 PM (988) 217 78 96 10:00 AM - 18:00 PM (984) 803 15 79 10:00 AM - 18:00 PM
contacto@mckenziecentrocambiario.com
No. de registro
22163
Fecha de registro
25 Julio 2017
CNBV

‘Jugaremos muévete luz verde’: ‘Baile del calamar’ ameniza fiestas familiares

Parece que el furor de la serie surcoreana El juego del calamar sigue rebasando los límites de la pantalla chica. Además de ver el drama en de nueve capítulos en Netflix, ahora también se pueden ‘echar los pasos prohibidos’ con el ‘Baile del calamar’.

Hace unos días se viralizó un video en Facebook donde se observa a un grupo musical amenizando una fiesta con una cumbia cuyos versos intercalan frases de la popular serie.

Mientras los músicos tocan los compases de la cumbia, los asistentes de la fiesta tienen ‘permitido’ bailar, sin embargo después de que se enuncie la temida máxima “Jugaremos muévete luz verde”, todos aquellos que estén bailando en la pista deberán permanecer quietos.

Los ánimos fiesteros no claudican ante la orden, así que algunos invitados ‘osan’ moverse frenéticamente a modo de reto.

El ritmo se acelera conforme avanza la canción y el vocalista incentiva a los invitados a continuar con los pasos de baile. La audiencia irrumpe en carcajadas ante la dinámica impuesta por los músicos y no duda en ‘quebrantar’ la regla y moverse conforme les plazca.

Esta no es la primera actividad temática con El juego del calamar. En Veracruz una taquería lanzó una campaña en la que los comensales jugarían algunos de los retos mostrados en la serie.

En Emiratos Árabes Unidos se pusieron aún más creativos y lanzaron su propia versión del juego en un centro cultural coreano. El objetivo de esta dinámica consistía en acercar a los ciudadanos a la cultura surcoreana mediante actividades lúdicas.